Páginas vistas en total

sábado, 18 de mayo de 2013

Wolf parkinson white


Ayer fuimos al parque a jugar al fútbol, como hacia tanto tiempo que no jugaba al fútbol tenía hambre de balón, me pegó una taquicardia y mi madre me llamó para atarme los cordones, cuando me tocó el pecho comencé a gritarle pesada y que parase porque sabía que me la iba a descubrir. Yo creía que me llevaría al hospital y me ingresarían, pero hablamos y me dijo que si se lo hubiera dicho no me hubiera llevado al hospital, si no que me hubiera dado una pastilla y no hubiera pasado nada.

Hay veces que me noto las taquicardias y no las digo por miedo a ir al hospital, cada vez que oigo la palabra hospital se me pone la carne de gallina, no sé, a lo mejor es por las dos semanas que estuve ingresado por la artritis séptica de cadera y por la púrpura.
El caso es que estoy aprendiendo la lección y que la próxima vez que me pase lo diré a la primera.
Os lo explicado muchas veces pero por si eres nuevo lector de este blog lo repetiré una vez más
Normalmente, las señales eléctricas en el corazón atraviesan una determinada ruta que lo ayuda a latir de manera regular. El circuito eléctrico del corazón evita que ocurran latidos adicionales e impide que el siguiente latido suceda demasiado pronto.

En las personas con el síndrome de Wolff-Parkinson-White, algunas de las señales eléctricas del corazón bajan por una ruta adicional o accesoria que puede causar una frecuencia cardíaca muy rápida, llamada taquicardia supraventricular.

La mayoría de las personas con el síndrome de Wolff-Parkinson-White no tienen ningún otro problema cardíaco. Sin embargo, este problema ha sido vinculado con otras afecciones, como la anomalía de Ebstein. También existe una forma hereditaria.
El tratamiento a largo plazo para el síndrome de Wolff-Parkinson-White es la ablación con catéter. Este procedimiento implica la inserción de una sonda (catéter) dentro de una arteria a través de una pequeña incisión cerca a la ingle, para llegar hasta el área del corazón. Cuando la punta alcanza el corazón, se destruye la pequeña área que está causando la frecuencia cardíaca rápida, utilizando un tipo especial de energía llamada radiofrecuencia.

6 comentarios:

  1. Hola Nicolás,

    Tienes razón al decir que tienes que avisar de lo que te pasa, eso es algo muy importante.

    Yo tengo un hermano, mi hermano Pedro que vive en Minesota (EEUU) y ¿sabes? le hicieron lo mismo que tu has explicado en el corazón.
    Y desde entonces no ha tenido ningún problema. Tiene una vida totalmente normal. A pesar de que por su trabajo viaja muchisimo en avión. Se recorre todo el mundo.

    Cada vez me gusta más tu forma de explicar las situaciones. Mucho ánimo y adelante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía lo de tu hermano, dicen que hay veces que es casual, también es mala pata, porque tienes un 85/95% de posibilidades que salga bien, he reflexionado y a partir de ahora lo diré.

      Por cierto el elche a subido a primera división.

      Eliminar
  2. Hola Nicolás,

    Enhorabuena por el éxito del Elche!!! Me imagino lo contento que estarás.
    Y enhorabuena por tu sabia decisión de decir la verdad acerca de lo que te pasa.
    Comprendo que los hospitales no te gusten... a mí también me dan una grima... pero seguramente, si avisas a tiempo, remediaras un mal mayor y no tendrás que ir. Confía en tu madre, ella siempre sabrá lo qué hay que hacer.

    Un beso... nos vemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy contento por que has comentado, seguiré tu consejo. (:

      Eliminar
  3. "Por cierto, el Elche ha subido a primera división".. Hay que escribir bien Nico, y más si quieres hacerlo público.
    Imagino que estarás contento por el ascenso del Elche, me alegro por ti.
    Sobre lo que has escrito en esta entrada, nunca dudes de tus padres, y nunca les escondas cosas o sensaciones, y más si van relacionadas con tu salud. Sabes que ellos son los que van a estar ahí siempre.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Ya me he dado cuenta, perdón por la falta, después de 25 años ya era hora.
    Estoy impaciente para que vengas al colegio ha comer.
    Mucho elche.

    ResponderEliminar